La Diputación y Unió Gremial presentan una campaña de impulso al comercio local que llegará a 50 municipios valencianos

Medio centenar de municipios valencianos vestirán sus calles con banderolas, carteles e imágenes de un comercio local que es brutal, como reza el claim de la campaña de Unió Gremial que, con el apoyo de la Diputación de Valencia, pretende reivindicar la importancia del comercio local y modernizar su imagen en tiempos complicados a causa de la pandemia.

La iniciativa ‘Comerç local, comerç brutal’ ha sido presentada este miércoles en el patio dels Scala de la corporación provincial, en un acto que ha contado con la participación del presidente de la Diputación, Toni Gaspar, y su homólogo en la Unió Gremial, Juan Motilla. Ambos han coincidido en la necesidad de recuperar la imagen icónica del comercio tradicional en pueblos y ciudades, pero con una visión actual y moderna que tenga en cuenta el futuro del sector.

En palabras del presidente Gaspar, “la cooperación entre las instituciones y el tejido social es imprescindible en el contexto actual; la pandemia nos ha dado la oportunidad de aumentar la colaboración con esos colectivos y gremios cercanos que realizan un trabajo complejo y en ocasiones desagradecido, pero muy necesario”. Gaspar ha puesto en valor “la versatilidad del comercio local durante la crisis sanitaria, transmitiendo tranquilidad y servicio a los ciudadanos”, y ha señalado que el pequeño comercio “rompe los mantras que siempre nos han hecho creer que los valencianos no saben vender lo suyo”.

En la misma línea se ha expresado Juan Motilla, que ha recordado que este comercio local “es mucho más que uno de los principales motores de la provincia; es también un agente de vertebración territorial y un pilar fundamental en la vida de nuestros pueblos y ciudades”. Motilla ha avanzado que el sector está preparado también para “dar un paso al frente en todo lo referente a las compras digitales”.

Asociaciones, gremios y artesanos

La campaña, que es la primera de las acciones que Unió Gremial lleva a cabo con la ayuda de 150.000 euros concedida por la Diputación, pretende recuperar la imagen icónica del comercio tradicional, respetando el imaginario de los carros, tiendas y mercados, pero invitando a repensar el futuro del sector, con una visión más actual en la que quepa la tradición y también la modernidad.

Más de 40 asociaciones locales participarán en la campaña ‘Comerç local, comerç brutal’, en la que también se han implicado gremios y artesanos valencianos; una iniciativa que está dirigida a todos los públicos gracias a su transversalidad y el componente artístico y novedoso que ha tratado de aportar la Unió Gremial.

El siguiente paso era plasmar el concepto brutal como sinónimo de delicioso, excelente y magnífico, de todo lo que nos gusta, de calidad y confianza. Cuatro artistas valencianos entran en escena para dar vida a esta campaña fresca y rompedora. Las ilustradoras Palmera Vir y Inma Carpena, la bordadora creativa Raquel Arquicostura y Debigotenrrollat, creadores de productos, han reinterpretado con éxito esa imagen tradicional del carro de la compra adaptada a los nuevos tiempos.

El resultado podremos verlo próximamente en cerca de 50 municipios de la provincia en los que el comercio local sigue siendo presente y también futuro.