La Diputación destina 1 millón de euros a la reactivación del deporte valenciano

El Área de Deportes de la Diputación de Valencia se ha marcado como objetivo principal en lo que resta de año ayudar a la reactivación del sector deportivo durante esta etapa post COVID19, con el fin de agilizar lo máximo posible la vuelta a la normalidad. Para ello, se ha aprobado una línea de ayudas de 1 millón de euros, dirigida de manera directa a los deportistas valencianos afectados tanto social como económicamente por la crisis sanitaria, para asegurar el mantenimiento de la práctica deportiva.

El diputado de Deportes, Andrés Campos, destaca que “además se trata de un plan en el que se trabajará con todas las disciplinas deportivas y por tanto con sus federaciones, pero lo relevante es que estamos hablando de una ayuda directa al deportista”.

El deporte ha sido sin ninguna duda uno de los sectores más afectados por la pandemia, debido a la paralización total de toda actividad durante las semanas de confinamiento, con el consiguiente impacto negativo en términos no sólo deportivos, sino también económicos y de empleo.

Ante semejante panorama, la delegación que dirige Andrés Campos, ha tenido que reorientar su esfuerzo presupuestario a reimpulsar la actividad deportiva, ayudando a la supervivencia de las entidades más vulnerables, y al mismo tiempo aprovechar la extraordinaria situación y sentar las bases para dotar al sector de una mayor capacidad de adaptación de cara al futuro.

Cuatro ejes de actuación

Así, los retos derivados de las consecuencias del COVID19, y a los que se espera hacer frente mediante la ayuda aprobada, pasan por 4 ejes. El primero de ellos se centra en implantar las medidas higiénico sanitarias necesarias para garantizar la seguridad en la vuelta a la competición.

En el terreno económico, se trata de asegurar la supervivencia de las federaciones clubes más vulnerables, así como ayudar tanto a los deportistas profesionales que se han visto privados de competir nacional e internacionalmente, como a los trabajadores del sector que se han visto afectado por la crisis.

La tercera pata de la línea de ayudas hace referencia a la transformación digital en el deporte provincial, clave para garantizar su continuidad y mejorar su capacidad de adaptación ante futuras crisis.

El último eje es el relacionado con los aspectos sociales, concretamente en la lucha contra el sedentarismo entre la población para fomentar la práctica deportiva generalizada, ya que está demostrado que mantener un estilo de vida saludable es uno de los mecanismos más eficaces para hacer frente a diferentes enfermedades.