El servicio de limpieza de playas de la Diputación recoge durante el verano 676,94 m³ de residuos

El servicio de limpieza de playas del área de Medio Ambiente de la Diputació de València ha finalizado la campaña de verano con un volumen de residuos recogidos de 676,94 m³. La sección cuenta con 17 tractores, 17 máquinas y 3 camiones, y de junio a septiembre el volumen de residuos recogidos ha sido de 100,95 m³ en las playas del norte y 575,99 m³ en las del sur de Valencia.

La vicepresidenta de la Diputació y responsable del área de Medio Ambiente, Maria Josep Amigó, ha informado que “a lo largo de 2020 el total de residuos recogidos ha sido de 1.285,84 m³”, destacando que “este año, durante julio y agosto, meses de máxima afluencia, se ha prestado un servicio de limpieza diaria en cumplimiento de las recomendaciones del Instituto para la Calidad Turística de España (ICTE) y de la Agència Valenciana del Turisme, que indican la conveniencia de realizar una limpieza diaria de la arena, así como también de airearla como máximo cada 3 días”.

Este año, los municipios costeros que se han adherido son Puçol, el Puig, la Pobla de Farnals, Massamagrell, Massalfassar, Foios, Meliana, el Mareny de Barraquetes, Tavernes de la Valldigna, Gandia, Daimús, Guardamar de la Safor, Bellreguard, Miramar y Piles.

Los trabajos de limpieza empezaron en el mes de febrero con el fin de retirar todas las cañas y residuos que dejó la borrasca Glòria, ya a las puertas del inicio de la campaña de primavera, que va de los meses de marzo a mayo, cuando se preparan las playas para las Fallas y Pascua. Posteriormente, los trabajos se retomaron el 4 de mayo previendo la necesidad de tener unas playas con las mejores condiciones higiénico-sanitarias.

El acondicionamiento de las playas va más allá de la retirada de residuos, puesto que la arena se garbea, aireándola, lo que minimiza el riesgo de infecciones microbianas, todo con la máxima cura de las dunas y teniendo en cuenta las limitaciones temporales para la nidificación del chorlitejo patinegro, catalogado como vulnerable en el catálogo de especies vulnerables de la Generalitat Valenciana.

La campaña de limpieza se complementa, como en años anteriores, con el reparto de ceniceros reutilizables y con una campaña de sensibilización y concienciación dirigida a los niños y las niñas, que este año se ha planteado con un nuevo formato: cortos de animación, porque para poder proteger el ecosistema litoral hay que conocerlo.