El pleno de la Diputación aprueba 140 millones de euros en el nuevo Plan de Inversiones

Los municipios y mancomunidades de la provincia recibirán 144 millones de euros de la Diputació de Valencia para mejorar sus infraestructuras y servicios. El Plan de Inversiones 2020-21 de la corporación provincial, aprobado en el pleno de abril, contempla esta aportación histórica que se repartirá entre los entes locales de las 15 comarcas.

Estas cantidades oscilan entre los 20.220.000 euros de La Ribera Alta y los 2.800.000 euros que corresponden a los municipios y la mancomunidad del Rincón de Ademuz. L’Horta recibirá en global más de 32 millones de euros, de los cuales 16,7 millones pertenecen a L’Horta Sud y 15,3 millones a L’Horta Nord. Por su parte, La Ribera Baixa dispondrá de más de 8 millones de euros, que sumados a la dotación de La Ribera Alta aproximan los fondos totales para La Ribera a los 30 millones.

En el bloque de las comarcas con mayor número de municipios, a La Vall d’Albaida le corresponden 14.390.000 euros; La Safor recibirá 14.246.000 euros; El Camp de Túria dispondrá de cerca de 11 millones de euros; La Costera superará los 9 millones; La Serranía se aproxima a los 8 millones de euros y El Camp de Morvedre repartirá entre sus municipios y mancomunidades 6.160.000 euros.

Entre las comarcas de interior, Requena-Utiel recibirá 5.660.000 euros, La Hoya de Buñol-Chiva tiene asignados 5.130.000 euros y La Canal de Navarrés contará con cerca de 4 millones de euros, por los 3.335.000 euros que invertirá la corporación en los siete municipios del Valle de Ayora-Cofrentes.

Igualdad y justicia social

El reparto es el resultado de una nueva fórmula que ha tenido en cuenta los planteamientos de anteriores planes como el PPOS y el SOM, integrando criterios nuevos que buscan reforzar valores como la justicia social, la igualdad y los objetivos de desarrollo sostenible incluidos en la Agenda 2030 de Europa. De esta forma, a los parámetros de población, superficie, valor marginal, desempleo y coste efectivo por la prestación de servicios se añaden otros como el desarrollo de planes urbanos estratégicos, formar parte del Pacto de Alcaldías por el Clima y la Energía, contar con litoral marítimo, el esfuerzo fiscal y los planes de Igualdad y Movilidad Urbana.

En palabras del vicepresidente y diputado de Cooperación Municipal y Cohesión Territorial, Carlos Fernández Bielsa, «este es un plan moderno que unifica los programas de inversión en nuestros pueblos, desde la igualdad de oportunidades y con nuevas iniciativas para mejorar la sociedad desde la política». Por ejemplo, la apuesta decidida por «fomentar modelos de crecimiento sostenible y entornos saludables, que se traduce en destinar un 10% del plan, 14 millones de euros, a incentivar proyectos de saneamiento, energía limpia, innovación o ciudades inteligentes que generen recursos para avanzar hacia un futuro mejor».

Reactivar la economía local

El responsable de Cooperación destaca que el nuevo Plan de Inversiones es «fruto del esfuerzo y el diálogo entre todas las áreas del gobierno de la Diputació, recogiendo la sensibilidad de alcaldes y alcaldesas con el objetivo de paliar los obstáculos y las debilidades históricas de los municipios de la provincia, en especial de los más pequeños».

En la línea de la gestión marcada por el presidente Toni Gaspar, que pretende dotar de mayor liquidez y autonomía a los entes locales trabajando conjuntamente con la Generalitat y los ayuntamientos, este Plan de Inversiones basado en la objetividad y la equidad contará con el mayor presupuesto de la historia y, como explica el vicepresidente Bielsa, responsable de Coordinación Institucional y Cohesión Territorial, «permitirá que tengamos municipios mejor financiados para afrontar retos en materia cultural, bienestar, educación, patrimonio y desarrollo económico en general».

El equipo de gobierno provincial ha centrado sus esfuerzos durante el estado de alarma en garantizar, por una parte, la liquidez de los municipios para hacer frente a la crisis de la COVID-19, y por otra, en la preparación del escenario posterior a dicho estado de alarma para retomar de inmediato la actividad, caso de la puesta en marcha de los proyectos de este Plan de Inversiones que servirá para «reactivar la economía de los municipios valencianos».

El Plan de Inversiones 2020-21 de la Diputació de València tiene una dotación global de 144 millones de euros, de los cuales cerca de 139 millones se repartirán entre 261 municipios de la provincia, alrededor de 1.250.000 euros entre las 3 entidades locales menores existentes y otros 4 millones de euros que llegarán a las 25 mancomunidades valencianas, en función de su actividad y los municipios a los que representan. Las 5 grandes ciudades, València, Torrent, Paterna, Gandia y Sagunto, contarán igualmente con ayuda de la Diputació para financiar proyectos singulares.